martes, 8 de marzo de 2011

EL INVENTO DE LOS DÍAS DE...

24 horas para el 8 de marzo, día de la Mujer Trabajadora, fecha que casi cae en lo decorativo siendo para mi insuficiente por tanto olvido el resto del año.

Soy un firme y activo defensor del humanismo sin diferencias entre hombres y mujeres en la sociedad y la empresa (sin géneros que marquen la jerarquia por poder) hasta el punto de colaborar activamente en diferentes asociaciones, fundaciones y escuelas para revertirlo.

En efecto el recordatorio rutinario se ha vuelto en contra. He hablado con muchas mujeres en estos días y la mayoria coinciden "por favor que desaparezca ese día". Se acabo el verbo "deber" para todos porque que yo sepa sólo debemos de callarnos ante tan pésima gestión de la realidad personal, familiar y social de la mujer en las diferencias entre sociedad y empresa.

Gracias a hombres y mujeres (personas) que hacen posible cada minuto, cada día que vayamos hacia una sociedad más plena y equilibrada. Como ejemplo me gustaria destacar nuestra alianza y colaboración desde Di Towanda con la Escuela internacional Aliter en el programa superior Mujer y Liderazgo con el objetivo de disfrutar ya de las ventajas de un liderazgo autentico, humano, creativo, sensible, alegre y lleno de recursos.

Ahora sólo nos queda a los hombres solicitar el "día del hombre esforzado" verás la reacción...

4 comentarios:

  1. Felicidades Diego, me encanta el post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias jmarque79, me encanta tu visita!

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que es fascinante, leer a Diego desde la humildad, pero con tanta sabiduría.

    Gracias Diego... te seguimos.

    ResponderEliminar
  4. GRacias a vosotros-as allá dónde esteís!

    ResponderEliminar