sábado, 6 de noviembre de 2010

UN CONFLICTO, UNA OPORTUNIDAD

Últimamente tengo mucho puesto el foco de la observación en todo lo que tiene que ver actitudinalmente con conflictos, discusiones y miedos. Me resuena por mi compromiso como coordinador y coach en Consultores sin Fronteras y la Fundación Integra en el programa Descubriendo Talento para mujeres en situación de exclusión.

En particular ando interesado y profundizando en las polaridades de los conflictos. Sé por experiencia que hay personas que huyen de los conflictos como mecanismo de defensa o supervivencia (no, no a mí no me pasa nada!) quizá con el sentido de proteger la seguridad emocional ante el tsunami emocional (¡a mí no me hace daño ni dios!), sin ver muchas veces la oportunidad de re-generarse emocionalmente.

Y entiendo y acompaño a mis coachees que estén o hayan estado súper saturados de estrés y enfrentamientos personales, familiares y/o profesionales (miedo a la reacción del otro, ser juzgados o rechazados) reconociendo muy al final que el primer saboteador de nuestros conflictos somos nosotros mismos.

Como ejemplo cabe destacar que muchos coachees (ya en el límite de la comprensión) discuten al menor berrinche como hábito e incluso valor social. Asociamos mucho en un conflicto con sentimientos y comportamientos negativos como la violencia, la ira o el famoso fracaso ¿Qué te lo provoca?, ¿De dónde viene?, ¿Quien estás siendo cuando estás en esa situación?, ¿Quien quieres ser en esta situación?.

Apuntando a las soluciones para el cambio en estos contextos trata de pactar empezando por admitir con humildad el desacuerdo. Sin duda la honestidad y autenticidad te ayudará a que se pueda reconducir (no hablo de una negociación para conseguir algo a cambio, has de aprender a soltar). ¿Y claro que decir de la comunicación asertiva?. Mi experiencia es que es buenísimo acudir a talleres específicos donde poder expresar tus emociones, sentimientos y pensamientos (no hay nada roto, solo vivimos experiencias).

Recuerda que enfadarse, discutir y cambiar la energía es saludable de vez en cuando para volver a compartir desde otra perspectiva!

Sígueme en @DrMartos para tweets de tu interés.

10 comentarios:

  1. Tienes mucha razón Diego,
    muchas veces me gustaría volver a tener quince años y decirle a cada uno lo que realmente quiero decirle en cada momento, pero supongo que con la edad y los desaciertos de encontrarte con gente más experimentada que tú aprendes a reprimir el ser tú mismo, tratas de evitar conflictos por el mero hecho de tener un buen ambiente tanto en casa como en el trabajo. Lo malo es que ni el silencio no es un buen consejero ni las comeduras de coco son las mejores compañeras y tanta represión acaba en la silla de la consulta de un psicólogo que te receta un tratamiento para que poco a poco vuelvas a ser tú mismo, pero de forma artificial... .

    Con esto no pretendo ser negativa, sino reflejar aquello a lo que no se debería llegar en la vida, hay que aprovechar el caracter que cada uno tiene en beneficio propio, tratando de evitar las partes negativas y aprovechando lo positivo para conseguir las metas. El que uno sea un poco gruñón no quiere decir que lo tenga todo perdido, si lo sabe controlar, claro está.

    ResponderEliminar
  2. Los talleres donde se expresan las emociones, pensamientos o incluso comportamientos con plena libertad son extraordinarios. Donde, sin miedo a ser juzgados, podemos expresar aquello que nos preocupa, que nos paraliza, que nos hace "no ser perfectos" para nuestro entorno "diario"... Muchas veces me pregunto el porque de ese salto entre lo interior y lo exterior... he llegado a una posible conclusion... que ese espacio de proteccion emocional, de potencialidad, y a la vez de responsabilidad personal.. es necesario generalizarlo... y que tal vez, solo tal vez, uno de los éxitos sociales futuros sea la creación de esos espacios de manera natural... Y bajo mi humilde opinion, uno de esos espacios a potenciar es el organizacional, porque nos permite desarrollar nuestras habilidades, nuestras destrezas, socializar y todo ello para aportar productos/servicios....
    Pero esos espacios deben permitir como bien dices cambiar estados de energia... Y me pregunto .. que cambios de estados de energia podrías existir? El expresar las emociones sin juicios, es uno de ellos, ... otro es la visión de una buena pelicula, ver un cuadro que nos transmita algo, pero que hay de comun en todos ellos?

    Perdona el posible caos... es lo que me ha venido al leer tu entrada.
    Sobretodo gracias por tu blog...
    Jesús

    ResponderEliminar
  3. Querida amiga, estoy contigo en la importancia de aprovechar tu carácter, tus recursos para llevarte bien contigo y por tanto con los demás.

    Supongo ya habrás descubierto la importancia de auto-percepción de tus comportamientos, especialmente los negativos, es un tésoro que no todos llegan a descubrir en sus vidas.

    Te felicito y te animo a seguir descubriendo diferentes percepciones e interpretaciones de nuestros comportamientos.

    Por último un abrazo grande y adelante hacia tus metas!

    ResponderEliminar
  4. Estimado Jesús me alegra mucho tu visita y gran aportación de ideas, sin duda profundas!

    Respondiendo a tu pregunta con espontaneidad te diré que el salto se produce cuando lo exterior ya no funciona, no resuena. Es tu interior, tu yo profundo, tu instinto quien termina buscando su camino de estabilidad y resonador (estamos siempre decidiendo con el inconsciente)

    Sin duda estamos en un momento dificil desde el punto de vista de pensamiento social y profesional además de cómo hemos de relacionarnos. Soy un firme creyente de potenciar la última voluntad de cada persona, en la práctica quiero decir que es imprescindible fomentar la RESPONSABILIDAD SOCIAL y PERSONAL para llegar a espacios de co-creación y co-liderazgo (ejemplo de Singapur como pueblo)

    En el momento que las personas impulsan y se sienten validos la energía cambia por completo (ejemplo futbolero con el mundial de fútbol). sólo es una cuestión de pertenencia y co-propiedad social.

    Un abrazo y gracias por pasarte por el blog.

    ResponderEliminar
  5. Que bello termino... Co- Propiedad social.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Marcos por tu visita y feedback, saludos a Chile!

    ResponderEliminar
  7. Tenemos de aprender a colocar nuestro ego en el sitio que le pertenece, así sería todo mas facil

    ResponderEliminar
  8. Gracias anónimo por tu visita y comentario.

    ResponderEliminar
  9. gracias Diego por abrir este espacio...
    ...cuando lo exterior te "empuja" involuntariamente hacia tu interior, te encuentras confuso y muchas veces te preguntas: Que ha pasado? Como he llegado hasta aqui?...y entonces empiezas a mirar a tu alrededor y te das cuenta del caos que hay en tu interior. Y para rebobinar en tu propia pelicula para encontrar el problema en cuestion, empiezas a tirar de todos los hilos que encuentras haber si por casualidad encuentras la que necesitas. Con el paso del tiempo, mientras este proceso se produce en tu interior, en el exterior te muestras apatico, deprimido y sin ganas de relacionarte. Como si la luz de tus ojos se haya apagado por un periodo de tiempo. Mientras en el interior, descubres cada vez mas cosas y mas cosas, antes desconocidas hasta para uno mismo. Y empiezas hacer limpieza y mas limpieza, a ser conciente, a sentir mas, a prestar mas atencion a las emociones que vienen y van...te sientes como un espectador, observando. Empiezas a escucharte mas a ti mismo, a los demas (aunque como si tu estuvieras lejos). Pero el exterior sigue presionando y exigiendo y tu con un pie fuera y otro dentro intentas con mucho esfuerzo a responder, a sobrevivir, a cumplir cuanto antes con las "obligaciones", para poder volver en tu interior, donde cada vez se esta mas a gusto y donde encuentras tu propio mundo seguro....
    ...un pensamiento...no se si tiene mucho sentido pero lo queria expresar...
    gracias

    ResponderEliminar
  10. Gracias anónimo por contribuir con tu expresión, tus pensamientos, son bien recibidos.

    Hay mucho de interesante y revelador en tus palabras sin embargo te animo a que salgas del juego mental para entrar en algo más integral y más poderoso incluyendo el cuerpo.

    Salir de la "cabezota" y del exceso de análisis tambien es bueno para re-generar de manera natural como lo haría un árbol en mitad de un bosque.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar