jueves, 23 de septiembre de 2010

MIS YOES SECRETOS

Todos tenemos voces interiores que nos hablan a lo largo del día con sus mensajes a veces racionales o fantásticos en el papel de -celoso, crítico, sumiso entre otros comportamientos bi-polares-. Entonces ¿Qué conoces de tus yoes secretos?, si lo sabes, ¿Cómo mira uno de tus yoes al resto?, ¿Cómo es la relación entre ellos?, ¿Confías en ellos?, ¿Cómo es la relación contigo?.

Desde la conexión interior contigo ha de ser tu elección conocer y deshacer el entramado de cables en la mente que antes tejió y que no te dio ningún beneficio -si fue el caso-. Como ejemplo te diré que los que se inclinan más hacia la fantasía suelen experimentar grandes ideas sin llegar -normalmente- a concretar nada por falta de voluntad y sensatez. Por ello te propongo que definas al menos, desde el buen humor y afecto contigo, cinco de tus yoes secretos con sus características, con un nombre. Recuerda, cada uno de los yoes desempeña un papel y tiene un valor.

En mi autoconocimiento os diré que tengo a varios yoes localizados -uno de ellos muy optimista tirando a fantástico- y que sin duda forman parte de mi vida -ufff, lo que cuesta aceptarlos-. Muchas veces me llevan a imaginar el futuro o a recordar el pasado aunque tenga un "yo" presente -en un cine, en una reunión o escribiendo este post- y yo me pregunto ¿Necesito los yoes secretos para sobrevivir?, ¿Nos viene bien tener varios para enriquecer el "yo presente"?. Os podéis imaginar cuanto agradecen los coachees el poder darse cuenta que necesitan una voz que se lo diga y no que les frene ¿Cuál es tu status frente a la vida?, ¿Amo o esclavo?, ¿Consigues ver ya tus yoes secretos?.

Hay que ponerle corazón y coraje a tu vida para estar conectado contigo -revisando tu intracomunicación desde la honestidad- y proyectando tus sueños ¿Cuál es tu sueño?, ¿Sueños de tu otros yoes para huir?, ¿A quién pertenece el sueño?. Este desarrollo responsable de conocer, reconocer y darse cuenta, implica saber quién soy, que no soy y que quiero ser ¿Cómo conocer mi yo sin conocer mi no yo?, ¿Cómo entender que sin relación con los demás no hay autoconocimiento?. Imprégnate de inocencia, curiosidad, suelta la -cabecita con los yoes- y permítete fluir ante los retos de la vida, hazle caso a tu instinto por tu vida personal, social y profesional.

Tenemos el costumbrismo y -la comodidad incomoda - de no vivir en coherencia -suele ser el yo racional- pagando un precio muy alto por falta de autenticidad, audacia y conexión con nosotros y por tanto con los demás. Es momento de soltar cadenas, caretas, clichés sociales que no nos convienen y si sirvieron en algún momento dale las gracias al personaje -tus yoes- y observa y actúa en el mundo desde tu estilo más personal, más autentico.

11 comentarios:

  1. Gracias una vez más por hacernos reflexionar y disfrutar con tus posts.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Diego:
    Me parece que tu entrada es una invitación al autoaprendizaje y eso siempre es difícil porque se convierte en un ejercicio arriesgado. Creo que algunos pagarían porque nadie identificara en ellos algunos "yoes" que quisiera mantener ocultos y más en estos tiempos en los que la imagen y la (buena) reputación lo son todo.
    Pero tu invitación es un estímulo que seguro que alguien aceptará como bien dices, con humildad y ganas de reconciliarse consigo mismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Ana por tu fidelidad en las visitas a tu casa, tu blog. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola Josep Julián buenas tardes,

    En efecto sigo pensando y creyendo que el autoconomiento mezclado con la confianza, responsabilidad y motivación es un ejercicio mental&espiritual recomendable a lo que el cuerpo en el gimnasio.

    Como bien dices muchos se esconden bajo la máscara tirando la llave de la habitación (quizá para siempre) que contiene los secretos más auténticos y valiosos.

    Ambos, amigo Josep Julián estimulamos porque nos gusta recorrer el camino de lo incierto para descubrir grandes tesoros como tu fabulosa respuesta al post.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Ah!
    Pero para el autoaprendizaje, el 'entorno' se convierte en vital!!! No puede ser malo elegir las 'lecciones' equivocadas!!!


    ;)

    ResponderEliminar
  6. Gracias Gabi por tu viaje al blog.

    El entorno, el contexto, el espacio... que más da!. Las lecciones equivocadas traen mucho aprendizaje para convertirlo en una elección y saber priorizar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. HOLA DIEGO, ESTABA PASEANDO POR INTERNET Y ENCONTRE TU BLOG Y ME AGRADO MUCHO EL SABER QUE HAY PERSONAS QUE GRACIAS A DIOS HAN ENCONTRADO PARTE DE SU SER Y ANIMAN A OTROS A QUE LO HAGAN...
    ES MUY IMPORTANTE ENCONTRAR EL EQUILIBRIO Y LA QUIETUD INTERIOR PORQUE GRACIAS A ELLO NOS SENTIMOS LIBRES Y FELICES COSA QUE HOY EN DIA MUY POCAS PERSONAS LO HAN CONSEGUIDO YA QUE ES MAS FACIL QUEJARSE Y DESVALORARSE ANTES QUE LUCHAR POR SAVER LA VERDAD.
    BUENO NO SE SI TENDRE RESPUESTA PERO HA SIDO UN PLACER SABER QUE HAY PERSONAS EN EL CAMINO CORRECTO.
    UN SALUDO Y HASTA SIEMPRE.

    ResponderEliminar
  8. Un saludo grande y me alegra que hay personas en el camino de SER.

    Un abrazo grande y hasta pronto!

    ResponderEliminar
  9. En mi caso se ha llamdo locura...desde esta perspectiva me implica evaluar cada uno de mis pensamientos (lo que suena bastante agotador) y eliminarlos si este fuera el caso. pero, como hecerlo? eliminarlos es huir?

    ResponderEliminar
  10. Hola Ricardo, gracias por visitar el blog.

    Mi experiencia es que pactes con él, con el loco agitador. Si tratas de eliminarlo sólo conseguirás que se haga más fuerte en una lucha encarnizada.

    Respira y disfruta con ese loco que llevas dentro, seguro que te trae una intención positiva!

    Un abrazo y hasta otra ocasión.

    ResponderEliminar
  11. gracias muy bueno el articulo muchas gracias diego

    ResponderEliminar