sábado, 24 de noviembre de 2012

FACILITAR EL CAMINO ANTE EL BLOQUEO

Afortunadamente son las buenas noticias las que me tienen ocupadísimo en interesantes proyectos y quiero compartir con vosotros que a veces me he sentido frustrado por no seguir cultivando mi relación con vosotros.

Como soy mucho de "aquí y ahora" no me lo he pensado y aquí estoy de nuevo con vosotros para compartir mis últimas experiencias sobre como facilitar o bloquear el camino. Tu propio camino.

Hemos trabajado mucho este mes desde el teatro terapéutico en formación y me doy cuenta de que no se trata tanto de enseñar algo nuevo y novedoso a los participantes (expectativas) sino de facilitarles el camino en los bloqueos que impiden su desarrollo personal (sorpresa)

Para nosotros ha sido importante hacerles ver y sentir a través del teatro terapéutico como desprenderse del prejuicio "el profe viene aquí a darme la solución". Por eso en Di Towanda NO enseñamos a nadie a actuar. Tengo y tenemos la firme convicción de que todos somos actores y espectadores de nuestra vida. Caray nos pasamos la vida actuando!

Como ejemplo algunos participantes en la representación de sus diferentes yoes se ven bloqueados en ciertos momentos, experimentando el clásico miedo al ridículo. Se sienten tímidos ante el conflicto, como sin salida y es justo ahí es donde NO le enseñamos a interpretar aunque SI a sacar su instinto natural de actuar.

La solución pedagógica es dejar espacio al participante para escuchar sus miedos, lo que hay en escena, nada más. Ese siempre es el mejor material posible para hacer y transformar bloqueos en el momento (hazlo!). Puedo asegurar que tiene mucho valor para mi que alguien que desconoce el teatro o de crecimiento personal sea tan valiente consigo mismo. ¡El poder del aquí y ahora es increíble!

Todos necesitamos nuestro espacio y ritmo para responder y es ahí, en escena donde la libertad y el potencial de cada uno juegan un factor fundamental para aumentar el nivel de confianza para asumir nuevos riesgos, nuevo aire. Aquí los participantes pueden actuar y desarrollar a su saboteador como testigo de su propio desarrollo personal en vez de luchar incansablemente con él.

En resumen, lo que te propongo es que no esperes soluciones desde fuera, sé que el mundo está revuelto y lo fácil es mirar hacia afuera. Mejor trata de comprenderte tú a través de tu propio instrumento (cuerpo, pensamiento y emoción) y vínculos de actuación en tu camino. ¡Es sagrado!



Deja tu comentario para el intercambio de ideas o mira si tienes alguna historia que quieres que transforme en forma de post. ¡Te respondo con mucho gusto!





6 comentarios:

  1. Hola Diego

    Gracias por este artículo, aunque me gustaría hacer una aclaración como actor, lo principal es el aquí y ahora, tanto en la escena como sobre todo en el proceso de ensayos e investigación teatral, realmente la escena no deja de ser un punto y seguido de resultados obtenidos en laboratorios de creación artístíca. La terapia de la que tú hablas efectivamente está en ese dejarse llevar por las acciones, no por las emociones, al que ayuda y mucho los buenos profesores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fer disculpa mi retraso en responder y por supuesto gracias por tus aportaciones tan aclaratorias.

      Sigamos en este buen camino de acciones y aprendizaje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Sí Diego, el aquí y el ahora son SAGRADOS, todo es perfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahava, un lujo tu presencia. Viva el aquí y ahora!

      Eliminar
  3. Pienso que facilitar el camino en los bloqueos tiene que ver con el código de las emociones. El mantener emociones atrapadas (ira, rupturas, depresiones) nos lleva al fracaso y nos hace sentir frustrados porque dejamos que el miedo nos tome de rehén. Me ocurrió en un momento que después de expresar mi punto de vista, contrario a lo que esperaba mi receptor, fui convidada a presentar mi renuncia, ese regalo no lo esperaba y menos la respuesta que di en segundos ¿Y porque voy a renunciar?. Aprendí que era aqui y ahora, porque lo contrario hubiese sido mantenerme oculta en una identidad desconocida. Este evento como otras vivencias me han ayudado a fortalecer la confianza y a derrumbar paradigmas de la imagen perfecta que estuve construyendo por mucho tiempo. La vida es una caja de pandora no deja de sorprendernos, es que estamos vivos.

    Saludos Diego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loreida buenas tardes, disculpa mi retraso en responder y gracias por tu aportación una vez más.

      Sin darse cuenta es francamente difícil desbloquear las emociones y acciones. Sigue aprendiendo porque hay un camino precioso que recorrer!

      Un abrazo.

      Eliminar